Travel

Encuestadoras perdieron credibilidad porque reciben millones para acomodar candidatos

Ya no es novedad que algunas encuestadoras nacionales como IPSOS APOYO, o DATUM ganan millonarias sumas por hacer trabajos de sondeos.  ¿Por qué no hacen público la relación de sus clientes que contratan sus servicios? Por lo visto; las fortunas que ganan cada cinco años durante épocas electorales les da para vivir el resto del quinquenio.

Desde la época del fujimontesinismo las encuestadoras pedían a los candidatos de turno jugosas sumas de dinero para que aparezcan en los primeros lugares del sondeo del mes.

Recordemos, que el expresidente Alan García cuando fue candidato a la presidencia en 2016 por Alianza Popular, a un mes de las elecciones, en el mes de marzo vertió a la opinión pública que el director de la empresa encuestadora Datum, Manuel Torrado, le pidió $800,000 dólares durante su campaña del 2006 para asegurar su primer lugar en los sondeos de intención de voto. E incluso, el exmandatario aseguró que existían testigos de dichas afirmaciones.

Manuel Torrado, Alán García y Urpi Torrado

No olvidemos que en mayo de 2011; y luego de varios años de investigación, el fiscal superior Óscar Zevallos, pidió ocho años de pena privativa precisamente para Manuel Torrado, y Manuel Saavedra, gerentes generales de Datum, y CPI, respectivamente, por haber recibido $30,000 dólares mensualmente de manos de Montesinos para favorecer en las encuestas del año 2000 para asegurar la reelección de Alberto Fujimori.

Actualmente, Datum la conduce Urpi Torrado y la ejecutiva acaba de confesar algo insólito. Ella reconoce que su encuestadora ofrece dadivas a sus entrevistados para los resultados de sus encuestas a través de un sistema de puntos. ¿Quién financia aquellas dadivas? La respuesta, ya todos la sabemos.

Volviendo a la época de 2016, el expresidente prófugo, Alejandro Toledo también se sumó a la denuncia contra las encuestadoras; y afirmó en una entrevista que también había recibido la propuesta de una encuestadora nacional que le pidió $150,000 dólares para posicionarlo en los primeros puestos en los sondeos de voto.

Es exigible recordar lo que dijo Vladimiro Montesinos en sus interrogatorios:

“Hay dos encuestadoras que han tenido… una de ellas es Datum, y la otra es CPI. Se les paga mensualmente dinero; parece que hay el más-menos 5. El más o menos 5, significa que antes de que salga la encuesta venía Fujimori, miraba y decía: —Póngale acá, quítale 3, póngale 12—. Manuel Torrado, es el dueño de Datum, se le pagaba $30 mil dólares mensuales. Y a Saavedra de CPI, $20 mil dólares por cada encuesta”.

¿Hasta cuándo seguirá inmune la encuestadora IPSOS, de Alfredo Torres?  

Tras la caída del régimen fujimontesinista, El 24 de mayo de 2000 el periodista Fabián Esteban Salazar Olivares sufrió un atentado en su oficina (Jirón Ica Nº 388 interior 502) del centro de Lima, por agentes del Servicio de Inteligencia, quienes ingresaron y habrían sustraído cinco cintas de vídeo y tres diskettes con información valiosa que mostraba las reuniones de diversos personajes con el exasesor del SIN, Vladimiro Montesinos Torres. Los agentes torturaron a Salazar y le hicieron una herida profunda en su antebrazo izquierdo, probablemente con una sierra.

La denuncia del periodista torturado fue recibida por el Congreso de la República en 2002 y a través de una Comisión Investigadora, el Parlamento formuló una denuncia constitucional contra Vladimiro Montesinos, redactada por los parlamentarios Anel Towsend Diez Canseco, Edgar Villanueva Núñez, Gustavo Pacheco Villar, Hildebrando Tapia Samaniego y César Zumaeta Flores.

Periodista Fabián Salazar

Las patinadas de Alfredo Torres

Justamente, en las elecciones del año 2000, la periodista favorita de los gobiernos, Mónica Delta fue la que lanzó el flash electoral de la encuestadora Apoyo a boca de urna, y dio como resultado 48,5% para el candidato Alejandro Toledo de Perú Posible, y 42,7% para el candidato Alberto Fujimori de Perú 2000; sin embargo, al poco tiempo el propio Alfredo Torres salió con el rabo entre las piernas y muy ruborizado desmintió aquel resultado y dijo: “Se ha producido una variación, dentro de este margen de error, donde hay tres puntos; hasta el momento a favor de Fujimori, con 47,2% y Alejandro Toledo con 42,8%”. Por lo tanto, como ya es sabido, en aquel escenario Fujimori fue reelecto y ganador en la primera vuelta.

Alfredo Torres

El Perú parece que no aprende y en lugar de no perder la memoria, continúa confiando y rindiendo honores a esa ominosa plaga conformada por algunos miembros del JNE; los medios pagados por el Estado y las encuestadoras manipuladoras.

Comments

Be the first to comment on this article

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go to TOP